martes, 7 de marzo de 2017

Comentario crítico: Donde habite el olvido

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo solo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allá donde termine ese afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.


1)TemaEl olvido como sinónimo de muerte, con un profundo deseo melancólico hacia ella debido al anhelo de evitar el dolor debido al amor.
2)ResumenExpresión poética del deseo ansioso de escapar de la realidad con la muerte, Con ello, lograr que los demás te olviden y no volver sentir el severo dolor producido por el amor.
3)EstructuraEstructura externa:91171715
71410
169720
241216
141615912
69Es un verso libre y por lo tanto, no posee ni rima ni métrica. Además, el autor no hace uso de dieresis ni sinalefa y tiene estructura cerrada porque "donde habite el olvido" es la frase con la que se empieza y se termina el poema.Las figuras retóricas utilizadas son anáfota, personificación, imagen, antítesis, simbolo y simil.
Estructura interna:El poema se organiza en tres partes:Primera parte: Va desde el verso 1 al verso 8.Relación de la muerte con el olvido, llegando a la situación en la que las emociones no existen para el muerto
Segunda parte: Va desde el verso 9 al 15.Se expresa deseo porque el sentimiento de amor cese algún día.
Tercera parte: Va desde el verso 16 hasta el final.Se expresa deseo de que el amor solo quede en el recuerdo y sentirme libre sin estar enamorado de nadie.
4)Comentario CríticoEste poema fue escrito por Luis Cernuda, un poeta de la Generación del 27 que nació en el año 1902 y murió en el año 1963. Este poema fue escrito en 1934 en un libro titulado donde habite el olvido, nombre que proviene de un verso de Béquer.Este poema fue escrito por Cernuda cuando aun era joven. En el, podemos observar su afecto por el surrealismo, con un ligero toque romanticista y, como muchos autores de su época, utilizando técnicas innovadoras pertenecientes al movimiento vanguardista. El poema fue escrito en una época crucial y crisis para él autor. Esto es debido a que él era homosexual, y se sentía muy solo y apartado debido a que en aquella época no estaba bien visto. Además, sufrió un desengaño amoroso y este hecho le llevo a una situación más depresiva aun. Soledad, aislamiento, marginación, son algunos sentimientos que yacian en él y finalmente escribió este poema. Por todo lo que se he comentado previamente, en la obra podemos observar el olvido como un modo doloroso de renunciar al amor y vivir en soledad. En el autor solo hay desesperanza y dolor debido a su pérdida. El olvido se podría relacionar como una emoción positiva, pero para el autor es todo lo contrario debido a que lo observa como algo desagradable y que no tiene otra opción más que aceptarlo.Como resultado, nos encontramos con un poema depresivo y triste. Tan solo permanece el deseo de olvidar y pasar a un plano mejor donde las penas y amarguras que nos causa la vida se quedan atras.

lunes, 6 de marzo de 2017

Antología Personal: Autores de la Generación del 27

En esta ocasión he realizado una antología acerca de poemas de autores de la Generación del 27. A continuación, expondré 3 poemas de 4 autores diferentes, seguidos de un comentario personal.

Federíco García Lorca

CANCIÓN DEL JINETE

En la luna negra
de los bandoleros
cantan las espuelas.

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?

... Las duras espuelas
del bandido inmóvil
que perdió las riendas.

Caballito frío.
¡Qué perfume de flor de cuchillo!

En la luna negra
sangraba el costado
de Sierra Morena.

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?

La noche espolea
sus negros ijares
clavándose espuelas.

Caballito frío.
¡Qué perfume de flor de cuchillo!

En la luna negra
¡un grito! y el cuerno
largo de la hoguera.

Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete muerto?

Este poema comenzó llamándome la atención debido a que comienza de una forma un tanto siniestra al identificar una "luna negra". Conforme fui leyendo el poema me fue gustando debido a la temática de bandoleros que tiene. Esta temática es en mi opinión envolvente y tétrica y la considero original. Además, el poema habla de la muerte y el dolor por lo que me llama más aun la atención.
LA GUITARRA

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil
callarla.
Es imposible
callarla.
Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.

Cuando leí el título del poema, me esperaba algo bastante alegre y bonito con un ligero toque musical. Sin embargo, me lleve una sorpresa cuando comencé a leer el poema y esto es debido a que es todo lo contrario a lo que he descrito brevemente. Se trata de un poema bastante sádico, donde lo que podría ser la bonita melodía de un instrumento como es la guitarra, realmente se trata de un sonido desgarrador, vació y muerto. Como dice el refrán, las apariencias engañan.

SEVILLA

Sevilla es una torre
llena de arqueros finos.

Sevilla para herir.
Córdoba para morir.

Una ciudad que acecha
largos ritmos,
y los enrosca
como laberintos.
Como tallos de parra
encendidos.

¡Sevilla para herir!

Bajo el arco del cielo,
sobre su llano limpio,
dispara la constante
saeta de su río.

¡Córdoba para morir!

Y loca de horizonte,
mezcla en su vino
lo amargo de Don Juan
y lo perfecto de Dioniso.
Sevilla para herir.

¡Siempre Sevilla para herir!

He elegido este poema debido a que siento devoción por mi ciudad y me interese por la descripción artística que ha podido llegar a hacer un autor como Federico García Lorca. Además, parte de mi atención se debe a la curiosidad debido a que el autor describe una ciudad de hace prácticamente un siglo, una ciudad que ya no es la misma. Aun así, es sorprendente que se describa la ciudad de manera amenazante. Esto es debido a que se relaciona con arqueros, ataques y dolor.


Luis Cernuda

QUISIERA ESTAR SOLO EN EL SUR

Quizá mis lentos ojos no verán más el sur
de ligeros paisajes dormidos en el aire,
con cuerpos a la sombra de ramas como flores
o huyendo en un galope de caballos furiosos.

El sur es un desierto que llora mientras canta,
y esa voz no se extingue como pájaro muerto;
hacia el mar encamina sus deseos amargos
abriendo un eco débil que vive lentamente.

En el sur tan distante quiero estar confundido.
La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta;
su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.

Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

Al igual que el poema que comente anteriormente, cualquier obra que tenga relación con mi tierra natal despierta mi interés. En esta ocasión, nos encontramos con un poema que, indirectamente, describe los paisajes de Andalucía, indirectamente debido a que ni siquiera la nombra. La describe de una forma triste pero al mismo tiempo bella, produciendo en mi un sentimiento extraño y de nostalgia hacía mi infancia y mi familia.

TE QUIERO

Te quiero

Te lo he dicho con el viento,
jugueteando como animalillo en la arena
o iracundo como órgano impetuoso;

Te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
leves criaturas transparentes
que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,
te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
más allá de la vida,
quiero decírtelo con la muerte;
más allá del amor,
quiero decírtelo con el olvido.

Los poemas y canciones de amor nunca han sido de agrado para mi, y lo considero un tema cliché y comercial. Sin embargo, conocía el caso de que Luis Cernuda fue homosexual y que sufrió desengaños amorosos, lo que me llevo a tomarme la molestia de echarle cuenta al poema. Al final me sorprendió y fue de mi agrado debido a la forma tétrica y casi obsesiva de la que afirma el poeta de declarar su amor. Esto es debido a que quiere llegar incluso a la muerte para poder expresar sus sentimientos.

EL ANDALUZ

Sombra hecha de luz,
que templando repele,
es fuego con nieve
el andaluz.

Enigma al trasluz,
pues va entre gente solo,
es amor con odio
el andaluz.

Oh hermano mío, tú.
Dios, que te crea,
será quién comprenda

al andaluz.

En esta ocasión nos encontramos un poema que, en lugar de habar de Andalucía, habla del habitante común de ella. El mensaje es abstracto y se le puede dar varias interpretaciones según la persona que lo lea. Aun así, es de mi agrado debido a que me da la impresión de que relaciona una persona andaluza con la valentía, coraje y misterio.

Rafael Alberti

EL FAROLERO Y SU NOVIA

—Bien puedes amarme aquí,
que la luna yo encendí,
tú, por ti, sí, tú, por ti.
—Sí, por mí.

—Bien puedes besarme aquí,
faro, farol farolera,
la más álgida que vi.
—Bueno, sí.

—Bien puedes matarme aquí,
gélida novia lunera
del faro farolerí.

—Ten. ¿Te di?

Siguiendo con este poema de Alberti, mi primera impresión al leer el título fue bastante positiva y pensé que narraría la historia de un marinero o algo parecido. Sin embargo, me sorprendió debido a que el autor da a entender de que el faro es la mismísima novia del farolero. No se con que intención lo habrá hecho, pero desde luego me dejo pensativo y con un buen sabor de boca.

EL TONTO DE RAFAEL (Autorretrato burlesco)

Por las calles, ¿quién aquél?
¡El tonto de Rafael!
Tonto llovido del cielo,
del limbo, sin un ochavo.

Mal pollito colipavo,
sin plumas, digo, sin pelo.
¡Pío-pic!, pica, y al vuelo
todos le pican a él.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

Tan campante, sin carrera,
no imperial, sí tomatero,
grillo tomatero, pero
sin tomate en la grillera.
Canario de la fresquera,
no de alcoba o mirabel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

Tontaina tonto del higo,
rodando por las esquinas
bolas, bolindres, pamplinas
y pimientos que no digo.
Mas nunca falta un amigo
que le mendigue un clavel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

Patos con gafas, en fila,
lo raptarán tontamente
en la berlina inconsciente
de San Jinojito el lila.
¿Qué runrún, qué retahíla
sube el cretino eco fiel?
¡Oh, oh, pero si es aquél
el tonto de Rafael!

Desde que leí el título, supe automáticamente que me iba a gustar. De forma burlesca, Rafael Alberti da una descripción de si mismo mientras se insulta. Es una forma bastante original de darte a conocer a los demás, además de poder entretener al lector y hacerle pasar un buen rato. A sido de mi agrado debido a que nunca antes he visto algo parecido, y desde luego su autor ha hecho este poema con mucho cariño. También decir que me da la impresión de que fue una persona segura de si misma, debido a que alguien con baja autoestima sería incapaz de criticarse a si mismo. Honestamente, este poema ha sido un placer para mi debido a que siempre veo poemas pesimistas. Me da la impresión de que los poetas no fueron felices y que estaban amargados. Sin embargo, tenemos que tragarnos sus penas porque supuestamente son artistas.

 MADRIGAL AL BILLETE DE TRANVÍA

Adonde el viento, impávido, subleva
torres de luz contra la sangre mía,
tú, billete, flor nueva,
cortada en los balcones del tranvía.
Huyes, directa, rectamente liso,
en tu pétalo un nombre y un encuentro
latentes, a ese centro
cerrado y por cortar del compromiso.
Y no arde en ti la rosa, ni en ti priva
el finado clavel, si la violeta
contemporánea, viva,
del libro que viaja en la chaqueta.

Los viajes en tren para mi son bastante agradables. En esta ocasión, Alberti me sorprendió y me llamó la atención porque tuve curiosidad por trasladarme a la época del autor e imaginarme lo que sería un tranvía de la época. La forma artística de describir semejante situación me ha dejado anonadado.

Vicente Aleixandre

CANCIÓN A UNA MUCHACHA MUERTA

Dime, dime el secreto de tu corazón virgen,
dime el secreto de tu cuerpo bajo tierra,
quiero saber por qué ahora eres un agua,
esas orillas frescas donde unos pies desnudos se bañan con espuma.
Dime por qué sobre tu pelo suelto,
sobre tu dulce hierba acariciada,
cae, resbala, acaricia, se va
un sol ardiente o reposado que te toca
como un viento que lleva sólo un pájaro o mano.
Dime por qué tu corazón como una selva diminuta
espera bajo tierra los imposibles pájaros,
esa canción total que por encima de los ojos
hacen los sueños cuando pasan sin ruido.
Oh tú, canción que a un cuerpo muerto o vivo,
que a un ser hermoso que bajo el suelo duerme,
cantas color de piedra, color de beso o labio,
cantas como si el nácar durmiera o respirara.
Esa cintura, ese débil volumen de un pecho triste,
ese rizo voluble que ignora el viento,
esos ojos por donde sólo boga el silencio,
esos dientes que son de marfil resguardado,
ese aire que no mueve unas hojas no verdes...
¡Oh tú, cielo riente, que pasas como nube;
oh pájaro feliz, que sobre un hombro ríes;
fuente que, chorro fresco, te enredas con la luna;
césped blando que pisan unos pies adorados!

El título me dejo bastante impactado. Lo pensé un poquito y me llego hizo gracia debido a que me imaginé a Aleixandre como un necrófilo. Desde luego, despertó mi curiosidad y me dispuse a leer el poema. Una vez leído, me di cuenta de que era bastante tétrico y me dejo un sentimiento vació en mi pecho. Fue una sensación que me dejo pensativo y me hizo reflexionar acerca de la vida.

EL POETA SE ACUERDA DE SU VIDA

Perdonadme: he dormido.
Y dormir no es vivir. Paz a los hombres.
Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan.
¿Vivir en ellas? Las palabras mueren.
Bellas son al sonar, mas nunca duran.
Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora,
o cuando el día cumplido estira el rayo
final, y da en tu rostro acaso.
Con un pincel de luz cierra tus ojos.
Duerme.
La noche es larga, pero ya ha pasado.

Este poema me transmite nostalgia y resentimiento. Esto es debido a la forma de abordar el tema de la vida y la muerte, a veces incluso relacionándola con una acción tan común como dormir. La frase "las palabras mueren" me ha marcado debido a que se le esta atribuyendo una cualidad humana y al mismo tiempo desagradable a las palabras.

EL FUEGO

Todo el fuego suspende
la pasión. ¡Luz es sola!
Mirad cuán puro se alza
hasta lamer los cielos,
mientras las aves todas
por él vuelan. ¡No abrasa!
¿Y el hombre? Nunca. Libre
todavía de ti,
humano, está ese fuego.
Luz es, luz inocente.
¡Humano: nunca nazcas!
Al principio, comence a pensar en el fuego como elemento natural que nos proporcion calor y luz.
Sin embargo, recorde que en muchas obras el fuego se relaciona con la vitalidad, así que comence a leer el poema más detenidamente.
Me impactó la frase del final donde desea que el hombre nunca nazca. Finalmente, fue de mi agrado debido a que ha abordado el fuego de una forma desgarradora, y eso se puede comprobar en las primeras líneas del texto debido a que afirma que este suspende la pasión.

domingo, 5 de febrero de 2017

Carta al señor ministro

Sevilla, 7 de diciembre de 2016

Excelentísimo Señor ministro:

Mi nombre es Iván Simbaña Romero, soy alumno de 2º de Bachillerato y me dirijo a usted porque me gustaría compartirle mi postura acerca de la nueva normativa LOMCE y la revalida, una postura que considero que debería tener en cuenta debido a que somos los estudiantes los que vamos a enfrentarnos a dichas pruebas.

De forma objetiva, quería comentarle que planificar la revalida es una perdida de tiempo y recursos. Esto es debido a que el sistema de selectividad lleva funcionando correctamente durante años y nunca ha existido la necesidad de cambiarlo. También cabe decir que estamos a pocos meses de enfrentarnos a dicho examen y aun desconocemos su estructura. Ademas, el hecho de que sea una prueba en la que nos juguemos el título solo nos genera más tensión y por lo tanto peor rendimiento, cuando precisamente necesitamos todo lo contrario.

Dicho esto, deseo profundamente que se encuentre una solución a dicho problema.

Se despide atentamente: Iván Simbaña Romero

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Comentario Crítico: Abril florecía

POEMA
Abril florecía
frente a mi ventana.
Entre los jazmines
y las rosas blancas
de un balcón florido,
vi las dos hermanas.
La menor cosía,
la mayor hilaba …
Entre los jazmines
y las rosas blancas,
la más pequeñita,
risueña y rosada
—su aguja en el aire—,
miró a mi ventana.
La mayor seguía
silenciosa y pálida,
el huso en su rueca
que el lino enroscaba.
Abril florecía
frente a mi ventana.
Una clara tarde
la mayor lloraba,
entre los jazmines
y las rosas blancas,
y ante el blanco lino
que en su rueca hilaba.
—¿Qué tienes —le dije—
silenciosa pálida?
Señaló el vestido
que empezó la hermana.
En la negra túnica
la aguja brillaba;
sobre el velo blanco,
el dedal de plata.
Señaló a la tarde
de abril que soñaba,
mientras que se oía
tañer de campanas.
Y en la clara tarde
me enseñó sus lágrimas…
Abril florecía
frente a mi ventana.
Fue otro abril alegre
y otra tarde plácida.
El balcón florido
solitario estaba…
Ni la pequeñita
risueña y rosada,
ni la hermana triste,
silenciosa y pálida,
ni la negra túnica,
ni la toca blanca…
Tan sólo en el huso
el lino giraba
por mano invisible,
y en la oscura sala
la luna del limpio
espejo brillaba…
Entre los jazmines
y las rosas blancas
del balcón florido,
me miré en la clara
luna del espejo
que lejos soñaba…
Abril florecía
frente a mi ventana.

COMENTARIO CRÍTICO:
Antonio Machado fue un escritor muy reconocido y valorado y una de sus obras fue este poema. El poema tiene una connotación muy triste puesto que define una situación en la cual la muerte sorprende a dos personas aparentemente jóvenes.
Son dos hermanas que están cosiendo en su habitación y con el paso de los días dejan de vivir, primero una y después otra. Sin embargo, la naturaleza se renueva mientras nosotros nos vamos debido a que sus ciclos siempre están ahí.
La muerte es algo que en mayor o menor medida preocupa a todo el mundo y por muchos motivos. Por ejemplo el miedo al dolor, el miedo a no saber que hay en el más haya o por creencias religiosas. En mi caso no me gustaría morir, al menos, por ahora, porque considero que puedo hacer muchas cosas en el mundo y quiero seguir junto a mis seres queridos. Sin embargo la muerte debe existir puesto que una vida eterna puede ser aburrida y estresante. El paso del tiempo se encarga de todo puesto que este siempre fluye e inevitablemente todo el mundo crece, se deteriora y muere.
Concluyo que fallecer es algo inevitable y que es ley de vida. Pienso que es una tontería preocuparse por algo que no se puede cambiar, aunque siempre quedara el enigma del que hay después de la muerte. En lugar de ello lo mejor es poner energía y entusiasmo en construir una vida que nos guste más y sea más disfrutable, y por lo tanto, que merezca la pena existir y poder ser feliz.

PRESENTACIÓN DE LOS TEXTOS LITERARIOS

Hemos realizado exposiciones orales para la asignatura de Lengua en este primer trimestre.
Mi exposición la realice junto a Ángel de Pando, Mario Gómez, Alejandro Rizo y Daniel Gonzalez y trato los textos literarios, así como sus tipos, sus características y su contenido.

Aquí nuestra presentación: TEXTOS LITERARIOS

domingo, 8 de mayo de 2016

Liberación de los galeotes

En este capítulo Don Quijote junto a Sancho Panza se enteran de que unos guardias han arrestado a unos galeotes. Movido por el afán de la justicia, Don Quijote quería liberar a los arrestados pero primero les pregunto porque estaban arrestados. Ellos se burlaron de él y le dijeron cosas como que estaban arrestados por enamorarse de una canasta de colada.

Don Quijote como bien sabe todo el mundo estaba loco. Deliraba de caballerosidad, y es por ello que deseaba hacer actos heroicos y por ello veía bien liberar a los presos, personas que estaban allí por cometer delitos.

Don Quijote intento convencer a los guardias de que soltaran los presos con argumentos como que "Dios los hizo libres". El guardia no obedece y Don Quijote arremete contra él, produciendo un conflicto donde al final los galeotes se liberaron y los guardias huyeron.

En este momento, Don Quijote estaba convencido de que el favor que les hizo a los delincuentes se lo iban a devolver, y les pidió que les contara su hazaña a su amada Dulcinea. Estos desobedecieron la orden, puesto que solo pensaban en ellos mismos y sabían que si obedecían corrían el peligro de ser arrestados de nuevo. Además, se dieron cuenta de la locura de Don Quijote por lo que le apedrearon y le robaron la ropa a Sancho Panza.

Analizando la actitud de los galeotes, se puede notar la picardía de sus acciones. Ellos son liberados, le apedrean a Don Quijote y le roban a Sancho Panza. Como buitres, han recogido todos los beneficios que les planteaba la situación, y a decir verdad es de esperar viniendo de criminales.

Don Quijote hizo las cosas por beneficio propio. Él esperaba que los delincuentes les devolviera el favor, pero confió en las personas equivocadas y al final salio perdiendo. Realmente no fue un acto de generosidad sino de convencía pues Don Quijote les hizo el favor no porque él tuviera empatía con ellos sino porque esperaba una recompensa a cambio.

Sancho Panza es el personaje más coherente del relato. Él sabe que los presos están ahí por algo y que se metían en un serio problema si intentaban liberarlos. Pero a pesar de todo, por alguna razón que desconozco, él esta allí junto a Don Quijote. El se perjudica de los problemas que Don Quijote trae. Por no conocer las razones por la cual Sancho Panza esta allí, solo diré que por acompañar a una persona problemática aun sabiéndolo, me da la impresión de que a él también le falta un tornillo .











Tratado III de El Lazarillo de Tormes

En este capitulo se identifican dos personajes principales: Lázaro, que es un joven pobre que mendiga por las calles de Toledo pidiendo comida; y el escudero, una persona que juzgado por sus apariencias es una persona de abundancia económica. Lázaro le solicita al escudero que le alimente todos los días a cambio de ser él su acompañante, y ambos llegaron a ese acuerdo.


Comenzare analizando las primeras impresiones que he tenido acerca de las primeras lineas del relato. Lázaro es una persona pobre, humilde y fiel que obedece en todo a su amo. Lo hace por miedo a perderle y porque no tiene donde "caerse muerto", aunque el siente gratitud de haberle encontrado y hace las cosas sin rechistar. Mientras tanto, el escudero es una persona reservada que omite muchos detalles y pone escusas. Ademas tiene una vida un poquito más estructuradas con rutinas como ir a misa, andar por el pueblo, etc.

Conforme va avanzando el relato, comienzan a ocurrir cosas que se encuentran fuera de lugar. El escudero nunca alimenta a Lázaro y siempre pone escusas como que es muy tarde, como que es peligroso, como que ya ha comido, etc. Lázaro, debido a la incompetencia de su amo, vuelve a las calles en búsqueda de comida e incluso comida que él trae la acaba compartiendo con el escudero Ademas, el escudero presume de tener riquezas pero a pesar de todo viven en una casa sucia.. ¿Cómo es posible que el siervo nunca sea alimentado por su amo? ¿Cómo es posible que el sirviente sea quien alimente a su amo y no al revés? ¿cómo es posible que a pesar de las supuestas riquezas que posee el escudero vivan en semejantes condiciones?

Lázaro demuestra que es una persona muy bondadosa ya que a pesar de su situación miserable, por si ya tuviera poco alimento decide compartirlo con su amo. Los pobres en aquella época eran juzgados como personas miserables e indeseables que ni merecían atención ni respeto, pero Lázaro demostró por sus acciones ser alguien de buen corazón y un buen amigo en quien confiar.
El escudero, sin embargo, se va rodeando en un aura de misterio porque se duda de la veracidad de sus palabras. Es alguien que presume de riquezas pero en ningún momento las muestra.. Su personalidad y sus acciones en muchísimos aspectos es totalmente contraria a la de su sirviente. Mientras el sirviente dice la verdad, él miente. Mientras el sirviente es humilde, él es orgulloso. etc.

Al final de la historia, el escudero abandona a Lázaro como si los papeles se hubiesen invertido, ya que él que sitúa en mejor posición económica es el escudero y no tendría motivos para irse. Se descubre que se fue porque no iba a poder pagar la mensualidad de su casa y su cama, y Lázaro se encuentra ante un problema cuando los dueños llaman a la puerta para cobrar el alquiler. Sin embargo, los dueños ven la inocencia de Lázaro y dejan que se marche.


Se puede aprender con este relato que las apariencias engañas. Quien parecía más miserable, resulto ser el más bondadoso y quien parecía el más enriquecido, resulto ser un farsante y un mentiroso. Lázaro fue muy buen pícaro porque mientras pudo obtuvo comida y lugar donde dormir, y aprovecho cada situación que le planteaba el día. Él es un buen ejemplo a seguir en muchos aspectos, porque a pesar de su miserable situación, él con esfuerzo y dedicación consiguió dar un paso adelante y vivir un poquito mejor. Personas así pueden a largo plazo conseguir lo que desean en la vida porque poco a poco van avanzando en búsqueda de un futuro mejor.